Propuesta #10

Servicio Cívico Voluntario en Valores

Proponemos extender el Servicio Cívico Voluntario en Valores a 100.000 jóvenes el año que viene y ampliar el programa para llegar a los 800.000 jóvenes que hoy no están dentro del sistema educativo ni tienen un trabajo formal. Queremos que tengan más herramientas para insertarse socialmente, terminar sus estudios y entrar al mundo del trabajo. Esta propuesta va a beneficiar a todos los jóvenes de 15 a 18 años que no estudian ni trabajan en zonas especialmente vulnerables, con altos niveles de pobreza y desempleo, y a sus familias y su entorno.

Por qué

En la Argentina hay un millón de jóvenes de entre 15 y 18 años que no están dentro del sistema educativo ni tienen un trabajo formal. Dos de cada tres son mujeres, muchas de ellas dedicadas al trabajo doméstico no remunerado, y la mitad vive en hogares bajo la línea de pobreza. Más de la mitad no terminó la secundaria, un obstáculo para insertarse en el mercado de trabajo.

 

El Servicio Cívico Voluntario en Valores consiste en una serie de ciclos de talleres, destinados a jóvenes de 15 a 18 años, sobre temas que van de promoción de la salud a orientación vocacional e inmersión al mundo educativo y laboral. Actualmente el programa está funcionando en modo piloto en seis puntos del país, con 1200 inscriptos en las provincias de Buenos Aires. Río Negro, Córdoba y Santiago del Estero.

 

La educación y el trabajo son el único camino para dejar atrás la pobreza. Queremos que todos los chicos tengan las mismas oportunidades para llevar adelante sus proyectos de vida. Con el Servicio Voluntario en Valores trabajamos sobre valores centrales para este gobierno: el valor del estudio y del trabajo, la importancia de la autosuperación, de la autonomía personal y de la libertad para elegir la propia vida.

 

Qué hicimos

Durante estos cuatro años avanzamos mucho para que los jóvenes de todo el país tengan las mismas oportunidades para acceder a un empleo de calidad. Transformamos las becas Progresar en un verdadero estímulo para que los chicos estudien y se gradúen, promovimos la formación profesional y la educación técnica y estamos fortaleciendo las economías regionales para que todos los jóvenes tengan oportunidades laborales en el lugar donde viven. Los programas sociales están dejando de ser un subsidio asistencial y se convierten en puentes hacia la inserción laboral.

 

Qué vamos a hacer

El Servicio Cívico Voluntario en Valores es una herramienta para brindar oportunidades de capacitación a jóvenes, basada en valores democráticos y republicanos y en el marco de la Ley de Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes.

Queremos ampliar el programa piloto actual de 1.200 beneficiarios a 100.000 beneficiarios en 2020 e ir aumentando la capacidad del programa hasta llegar a 800.000 participantes en 2023.

En los encuentros se cubrirán cinco áreas de formación: Promoción para la salud, Liderazgo y trabajo en equipo, Construcción de ciudadanía, Prevención y reducción de riesgos ante situaciones de desastres y/o catástrofes, y orientación vocacional e inmersión al mundo educativo y laboral.