Propuesta #17

Menos armas, menos muertes

Para eliminar las armas de guerra de las manos de los delincuentes, vamos a prohibir la adquisición y portación de armas de guerra y sus municiones, que pueden atravesar blindajes y chalecos.

Por qué

Las leyes argentinas permiten que ciudadanos particulares puedan comprar armas de fuego capaces de atravesar blindajes o chalecos antibala. Esto posibilita que esas armas caigan en manos de delincuentes, poniendo en riesgo a los ciudadanos y dejando en inferioridad de condiciones a las Fuerzas Armadas y de Seguridad.

 

Queremos un país sin mafias. Durante estos años las combatimos como nunca antes y logramos grandes avances. Nos queda mucho por hacer. Muchas mafias surgen de mercados legales, como en el caso de la venta de armas de grueso calibre. Queremos eliminarlas de la calle para cuidar más y mejor a los argentinos.

 

Qué hicimos

Durante estos años tomamos medidas importantes para reducir las muertes por armas de fuego. Por un lado actualizamos los reglamentos de uso de armas de fuego para los integrantes de las fuerzas de seguridad, siguiendo estándares internacionales y superando los agujeros legales que dejaban a la policía virtualmente “desarmada”  frente a la agresión de los delincuentes. Por otro, reforzamos los controles, procedimientos y evaluaciones para la tenencia y portación de armas para uso civil.

 

Qué vamos a hacer

Prohibir a civiles la adquisición, importación, fabricación, uso, tenencia, portación y transporte de todas las armas y municiones de grueso calibre, tanto largas como de puño, a excepción de aquellas habilitadas para uso deportivo. Estas armas son capaces de penetrar chalecos, blindajes, tirar puertas abajo y realizar daños materiales que faciliten, por ejemplo, el ingreso a domicilios.