Propuesta #1

Menos impuestos para más trabajo formal

Proponemos eliminar durante un año los impuestos que pagan los empleadores por los nuevos empleos creados y reducirlos a la mitad para el segundo año para promover la creación de empleo formal.

Por qué

Argentina es uno de los países de la región con más brecha entre lo que paga el empleador y lo que recibe el empleado. Dos millones de personas buscan trabajo y no lo consiguen, en parte por los altos costos de nuestro sistema laboral. Además, más de un tercio de nuestros trabajadores tiene un empleo informal, sin los beneficios de un empleo formal.

Queremos un sistema laboral moderno y simple, que ayude a las empresas a crecer y a los trabajadores a conseguir empleo formal. El trabajo es el mejor vehículo para dar seguridad a las personas y sus familias.

Qué hicimos

En estos años tomamos muchas medidas para reducir los costos no salariales del empleo. Por ejemplo, reformamos la ley de ART, sobre riesgos de trabajo, para combatir la industria del juicio. Esto permitió bajar el porcentaje de los salarios que van a la ART. Además, incluimos cláusulas de productividad en la renovación de los convenios colectivos. Y establecimos estimulamos el empleo formal de los salarios más bajos con mínimos no imponibles para los aportes y las contribuciones.

Qué vamos a hacer

Proponemos eliminar las contribuciones patronales a los nuevos empleos creados durante 2020 y reducir la carga a la mitad en 2021. Sólo se aplicará a las empresas que aumenten su plantilla de empleados: no vale despedir a uno para contratar a otro con menos impuestos.

Las contribuciones patronales son un impuesto que pagan los empleadores por sus empleados, de entre 15% y 20% del salario bruto, según el caso.

Por ejemplo, para contratar a alguien con el salario promedio ($35.000 brutos), un restaurante o comercio se va a ahorrar $5.000 por mes en impuestos. Esto es cerca del 50% de lo que le cuesta a un empleador tener un empleado en blanco (por encima del salario).