Propuesta #16

Infraestructura para crecer y viajar más seguros

Vamos a seguir transformando la infraestructura de transporte en todo el país, con foco en cuatro ejes:

 

  1. Nuevas autopistas y rutas seguras para que no haya más rutas peligrosas de doble mano.

 

  1. Menos costos logísticos para que las economías regionales crezcan.

 

  1. Volver a duplicar la cantidad de pasajeros que vuelan por el país sin pasar por Buenos Aires, con más conexiones entre ciudades del interior y del interior con el mundo.

 

  1. Nuevos Metrobuses y mejor transporte público.

Por qué

Argentina es el octavo país en territorio del mundo. A pesar de esto, en 2015 la infraestructura de transporte estaba atrasada, con rutas inseguras, el 40% de su red vial en mal estado, una conectividad aérea muy por debajo de su potencial, un sistema logístico muy costoso sin desarrollo del tren y que afecta a las economías regionales. Durante estos años se lograron muchos avances y todavía queda mucho por hacer para seguir creciendo.

 

Mejorar la manera en la que nos movemos es mejorar la calidad de vida de los argentinos. Un transporte público más eficiente significa llegar más temprano a casa y una autopista donde antes había una ruta insegura significa evitar accidentes y muertes. Transformar la infraestructura de transporte también se traduce en crecimiento económico. Cuando se reducen los costos logísticos del transporte se logra que nuestros productos sean más competitivos, que se reduzca su precio final de venta y que lleguen cada vez a más mercados en todo el mundo. Y los aeropuertos son mucho más que el lugar donde empieza y termina un viaje: son verdaderos motores de la economía que acercan a los ciudadanos, promueven la conexión entre las provincias, impulsan el turismo y generan trabajo.

 

Qué hicimos

En estos cuatro años logramos transformaciones profundas, obras que no se habían hecho nunca en la historia y con las que se cambió la forma de viajar de millones de personas todos los días. Y lo hicimos en un marco de corrupción cero. Ese es el camino que tenemos que profundizar para seguir creciendo.

 

Terminamos 700 kilómetros de autopistas en todo el país, estamos construyendo 1.600 kilómetros más y estamos ampliando 300 km de Autopistas que habían quedado chicas, como el Acceso Sur de Mendoza. Somos el país de Latinoamérica que está construyendo más kilómetros de autopistas. En el primer semestre de este año hubo un 65% más de pasajeros de cabotaje que en 2015 y en 2018 casi medio millón de argentinos volaron por primera vez. Nunca se invirtió tanto en aeropuertos: entre otras obras modernizamos 21 terminales, 12 pistas de aterrizaje y 8 torres de control. Tenemos 17 Metrobuses en funcionamiento que benefician cada día a 2,9 millones de personas. Y tras décadas de abandono estamos recuperando los ferrocarriles de carga Belgrano, San Martín y Urquiza.

 

Qué vamos a hacer

No más rutas peligrosas de doble mano. En los próximos 4 años, vamos a lograr que en Argentina no haya más rutas de alto tránsito que sean de doble mano. Para eso, vamos a terminar 1.600 kilómetros de autopistas que están en marcha y vamos a empezar otros 500 kilómetros, duplicando así la cantidad de autopistas en el país, como la Ruta 38 en Tucumán y la Ruta 68 en Salta. Y vamos a transformar en ruta segura 5.000 kilómetros en todo el país. Las rutas seguras cuentan con un tercer carril de sobrepaso, banquinas pavimentadas, calzadas anchas, señalización horizontal y vertical y pavimento modificado para una mayor adherencia. Además, para potenciar el intercambio turístico y comercial con Chile, en el segundo mandato van a empezar las obras de pavimentación en los principales cruces fronterizos a Chile y a construir nuevos túneles en Mendoza y San Juan.

 

Menos costos logísticos para que las economías regionales crezcan. Vamos a seguir recuperando los trenes de carga para triplicar la cantidad de toneladas transportadas, pasando de 18.5 millones en 2015 a 60 millones en 2030. Para esto, vamos a concluir con la renovación total del Belgrano Cargas, vamos a comenzar la rehabilitación integral del ferrocarril San Martín y continuar avanzando en la implementación del sistema de acceso abierto de los ferrocarriles. También vamos a seguir transformando los accesos a los puertos y a seguir trabajando para que el Puerto de Buenos Aires sea el más moderno y competitivo de la región, para bajar los costos de todos los puertos argentinos y potenciar la hidrovía. Y a seguir promoviendo el uso de los bitrenes y escalados, camiones con mayor porte de carga que transportan hasta 75 toneladas y reducen los costos del transporte hasta en un 40%.

 

Volver a duplicar la cantidad de pasajeros que vuelan por el país sin pasar por Buenos Aires, con más conexiones entre ciudades del interior y del interior con el mundo. En el primer mandato los pasajeros que vuelan sin pasar por Buenos Aires se duplicaron, vamos a volver a hacerlo. Para eso vamos a terminar de renovar la infraestructura y la tecnología de todos los aeropuertos, a seguir impulsando el crecimiento de Aerolíneas Argentinas y a seguir promoviendo la llegada de más aviones y más puestos de trabajo en el sector para que, cada día, más personas accedan a volar en avión por nuestro país.

 

Nuevos metrobuses y mejor transporte público. Vamos a electrificar la línea San Martín, eliminar las barreras del ferrocarril Sarmiento, terminar el viaducto del Belgrano Sur y avanzar con la extensión de esa línea para que llegue a Constitución y con las obras de mejoramiento integral de las líneas Belgrano Norte y Urquiza, entre otras. Obras con las que vamos a aumentar un 50% la cantidad de personas que eligen el tren para viajar todos los días. Además, vamos a construir seis nuevos metrobuses en el interior (dos en Córdoba, uno en Mendoza, uno en Mar del Plata, uno en Rosario y uno en Santa Fe) y 100 kilómetros nuevos en el Área Metropolitana de Buenos Aires (en Lomas de Zamora, Esteban Echeverría, Morón, San Martín y San Isidro, entre otros). Y a continuar con el Plan de Pavimentación en el AMBA, para que ningún colectivo circule por calles de tierra.