Propuesta #5

Herramientas para una justicia ágil que condena a los delincuentes

Vamos a impulsar cambios para modernizar y agilizar la justicia en cuatro ejes:

 

  1. Un Código Penal más moderno.
  2. Una justicia más rápida y que tiene en cuenta a las víctimas.
  3. Una nueva relación del Estado con los jóvenes que cometen delitos.
  4. Terminar con las barras y con la violencia en el fútbol.

Por qué

Todos los argentinos tenemos derecho a una Justicia que nos ampare y respalde. Hoy tenemos un sistema de justicia anticuado, lento y poco transparente, que con frecuencia incumple esa misión. Temas complejos, como los delitos cometidos por niños y adolescentes, exigen un nuevo abordaje. También necesitamos un acuerdo político e institucional para terminar con la violencia en el fútbol.

Creemos en un sistema judicial que esté cerca de los ciudadanos y que sea independiente, moderno y transparente. Tenemos que darle las herramientas para que sea eficaz en la lucha contra el delito, cuide a las víctimas y resuelva conflictos.

Qué hicimos

En 2015, nos encontramos con una Justicia lenta y a espaldas de los argentinos. En estos años trabajamos para que la Justicia esté más cerca y dé mejores respuestas a la sociedad, para que sea más moderna, justa, eficiente y esté centrada en la protección de la víctima. Pusimos freno a la puerta giratoria con el proceso de flagrancia: el 53% de las causas se resuelve dentro de las 30 horas de cometido el delito. Gracias a la lucha contra la impunidad, desde 2015 tenemos un 32,7% más de delincuentes presos, y en particular aumentamos un 70% la cantidad de detenidos por violación. Medidas como estas llevaron a que por primera vez en la historia y por segundo año consecutivo logramos en 2018 que más de la mitad de los presos argentinos tenga condena firme (comparados con los que tienen prisión preventiva).

Qué vamos a hacer

  1. Un código penal más moderno. Proponemos un acuerdo para reemplazar el Código Penal que tenemos desde 1921, que fue emparchado muchísimas veces y necesita ser actualizado. Este año presentamos al Congreso un proyecto de reforma que tiene penas más altas para delitos de narcotráfico, portación de armas de fuego, delitos ambientales y corrupción y sanciona con más fuerza los delitos motivados por razones de género, raciales o de discriminación, entre otras mejoras. El nuevo código penalizará con más fuerza los delitos motivados por género o discriminación y controlará a los que delinquieron. Hoy quien sale en libertad después de violar no es controlado, con el nuevo Código será supervisado por 10 años. Además, manejar borracho pasará de ser una infracción a un delito penal.
  2. Juicios y condenas más rápidos en todo el país. Para tener una Justicia más rápida, vamos a extender a todo el país el nuevo Código Procesal Penal Federal, que ya está funcionando con éxito en Salta y Jujuy. Juicios que antes llevaban tres años en esas provincias ahora llevan 13 días.
  3. Sancionar y ayudar a los menores que cometen delitos. Hoy, el Estado no acompaña a los menores que cometen delitos. No ayuda a evitar que caigan de nuevo en el crimen ni les da alternativas para que encuentren su lugar en la sociedad. Presentamos un nuevo régimen que propone un abordaje integral. Incluye la participación de la familia del menor, sus referentes y la víctima. Incorporamos acciones socioeducativas y disciplinarias que dejan la privación de la libertad como último recurso.
  4. Terminar con los delitos de las barras bravas. Vamos a buscar un amplio acuerdo para consolidar los avances de estos años y terminar para siempre con la violencia y los delitos de los barrabravas. En estos años bajó la violencia en las canchas y tenemos que seguir avanzando. En el nuevo Código Penal hay penas más duras para delitos cometidos en el ámbito del deporte, pero es necesario un esfuerzo de todos los sectores para aislar a las barras bravas. Queremos un fútbol sin violencia, con hinchadas visitantes y donde nadie tenga miedo de ir a la cancha. Tenemos que terminar para siempre con la violencia en el fútbol.