Propuesta #6

Argentina Sostenible

Para avanzar en nuestro compromiso en la lucha contra el cambio climático y el cuidado del ambiente, vamos a elevar nuestra meta de reducción de emisiones para 2030 y comprometernos a alcanzar la neutralidad en carbono al 2050. Y vamos a reducir de manera progresiva los plásticos de un solo uso, hasta eliminarlos en 2025.

Por qué

Una sociedad que mira hacia el futuro tiene que ser protagonista de la lucha contra el cambio climático. Y debemos avanzar hacia el desarrollo sostenible de una manera que acompañe el crecimiento de nuestra industria. Creemos en una estrategia ambiental que no le da la espalda al desarrollo productivo, sino que se integra en su cadena de valor y la mejora.

 

Desde 2016 somos parte del Acuerdo de París y trabajamos para cumplir los compromisos para limitar el cambio climático. Creemos que con esos compromisos ya no alcanza y que, gracias al trabajo de estos años, podemos ser más ambiciosos. Además, nuestro país y el mundo enfrentan un enorme desafío por la contaminación de residuos plásticos y microplásticos. Más del 80% de la basura marina del mundo se origina en desechos plásticos.

Qué hicimos

Durante estos cuatro años, nuestra política ambiental se alineó con las discusiones globales y contemporáneas. Ratificamos el Acuerdo de París, aumentamos nuestra meta de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y creamos el Gabinete Nacional de Cambio Climático. Además, creamos nueve parques nacionales, reservas naturales y áreas protegidas, más que ningún otro gobierno en la historia. Triplicamos la superficie protegida y aumentamos al 10% la protección de nuestro mar. Creamos un plan para restaurar los bosques nativos que ya lleva cuatro millones de árboles plantados. Trabajamos para desarrollar en serio las energías renovables, que pasaron de cubrir menos del 2% de la demanda de energía eléctrica a más del 6% en promedio, con picos que superan el 13%.

Qué vamos a hacer

Proponemos elevar nuestra meta de reducción de emisiones para 2030 (por segunda vez) y alcanzar la neutralidad en carbono al 2050 (es decir, llevar nuestras emisiones netas a cero). Para cumplir con estas metas, vamos a ponernos objetivos más ambiciosos de los que ya tenemos. Por ejemplo:

  • Llevar la deforestación neta a cero para 2030. Es decir, no deforestar más que lo que se planta, y que lo plantado sea más de lo que se cosecha hacia 2050.

 

  • Cumplir con la meta de que las energías renovables cubran el 20% de la demanda de energía eléctrica en 2025. También vamos a diversificar la matriz energética, alentar la instalación domiciliaria de calefones y paneles solares, promover la autogeneración energética y el medidor de doble vía para poder producir energía y vender lo remanente para valorar así su efecto ambiental.

 

  • Profundizar los esfuerzos de mejores prácticas en la producción agrícola, como la rotación de cultivos para proteger los suelos y la eficiencia en ganadería para reducir emisiones. El agro es un gran protagonista de los desafíos del cambio climático, con una enorme capacidad de capturar carbono.

 

  • Eliminar el uso de microplásticos en los productos de cosmética e higiene personal. Las microesferas de plástico son altamente contaminantes y muy difíciles de recuperar.Y vamos a reducir de manera drástica la contaminación por plásticos y microplásticos en la Argentina, a través de:

 

  • Migrar de manera progresiva hacia la movilidad eléctrica, el transporte público sostenible y las viviendas sostenibles.

 

  • Reducir de manera progresiva los plásticos de un solo uso, como sorbetes, mezcladores para bebidas, vasos, vajilla y cubiertos, hasta eliminarlos en 2025. Vamos a diseñar un programa para acompañar a las pymes en su reconversión hacia alternativas sostenibles, cuidando el ambiente y las fuentes de trabajo.